¡Del 28 de julio al 2 de agosto estaremos de vacaciones! Todos los pedidos recibidos en este período se tramitarán a partir del 3 de agosto. Gracias por su comprensión

Desde hace miles de años los seres humanos han utilizado las cuentas con diferentes objetivos: simplemente como adornos, amuletos, símbolo de cierta categoría social e incluso como moneda en los intercambios comerciales. Para su fabricación se pueden emplear diferentes materiales desde los más humildes como la arcilla, semillas o hueso, algunas más elaboradas de metal, ámbar o vidrio y las más lujosas hechas de metales o piedras preciosas.

Desde el siglo XVI, los barcos con destino a África y las Américas se abastecían con enormes cantidades de ellas. En el viaje de ida, hacían de lastre y a su llegada se utilizaban para hacer trueque de especias, tejidos, metales preciosos e incluso esclavos. Una moneda que funcionó en la mayoría de las fronteras. Muchas eran venecianas, incluyendo cuentas de cristal chevron, millefiori y otras de Bohemia y Alemania. Estas cuentas se consideran hoy en día artículos de coleccionista.

Una vez en África estas cuentas se unieron a las producidas localmente y las llegadas de otras partes del mundo.

Fabricación:
Sin duda las más famosas son las fabricadas por el pueblo krobo de Ghana. El proceso es único en África y los ghaneses han estado haciendo cuentas de esta manera desde el sXVI.
Las cuentas de vidrio reciclado de Krobo o ‘Krobo beads’ se fabrican principalmente a partir de cristal y botellas de vidrio.

El vidrio recuperado se lava y se ordena por colores para luego romperlo en pequeños fragmentos para hacer cuentas translúcidas, o bien se golpea con un mortero de metal y se muelen para obtener un polvo muy fino que se pulveriza y se vierte en un molde de arcilla,
El molde se coloca en un horno y se calienta hasta que las partículas de vidrio quedan semi fundidas. Para terminar, las cuentas son pulidas y pintadas a mano utilizando colorante cerámico conformando una pequeña pieza única e irrepetible.

Las cuentas africanas de vidrio reciclado ‘Krobo beads’ son más que un objeto ornamental, son toda una tradición, una cultura y hasta una forma de protección y buen augurio